Saltar al contenido
Engordan

La polenta engorda

La polenta es una comida tradicional y popular de Italia, país en dónde surgió; este plato de harina de maíz hervido, asado o bien sea frito, también se encuentra presente en otros países europeos como al sur de Francia, Eslovenia, Rumania, Austria y algunos países americanos como Argentina y Paraguay, la cual se introdujo tras las migraciones de italianos a estos países en los siglos XIX y XX.

Hay distintos tipos de polenta, algunas recetas incluyen papas, queso, trozos de salami o cualquier embutido y rebosados de salsa o tucos, como se les dice en Argentina. La polenta es un alimento que en la actualidad, hace parte de las gastronomías de varios de los países anteriormente mencionados, convirtiéndose en un plato no solo tradicional, sino también popular.

Al ser una comida tan reconocida, surge mucho la duda acerca de ¿si hace engordar o no?, es por ello que hemos traído el siguiente articulo con información valiosa acerca de este tema.

Aporte nutricional de la polenta

La polenta al ser una comida hecha principalmente de maíz, se considera una buena fuente de nutrientes, ya que es la polenta engordarica es vitaminas del grupo A, B, C, E y K, además de varios minerales como lo es el fosforo, potasio, calcio, magnesio, entre otros. Adicionalmente son rica en fibra, lo cual hace a este plato un aliado para aquellos con problemas digestivos.

A pesar de dichos beneficios, la polenta en si cuenta con otros valores nutricionales como lo son las calorías, carbohidratos y grasas, que suponen un aspecto importante a tener en cuenta, si la polenta puede hacer subir de peso. Una porción de 100 gramos de polenta contiene 366 Kcal, que equivalen a un 18,3% de las calorías 2000 calorías que requiere una mujer al día, mientras que en el caso de los hombres suponen cerca de un 11,6% de las 2300 calorías al día. En cuanto a los más pequeños estos niveles suelen elevarse, ya que solo necesitan alrededor de 1200 Kcal, de manera que 100 gramos de polenta, equivalen a un 22% de calorías.

Respecto a la cantidad de carbohidratos, dicha porción de polenta contiene 77,68 gramos de carbohidratos, distribuidos en su mayoría en fibra y tan solo un poco en azucares; de modo que en una persona adulta estaría recibiendo con esta ración de polenta cerca de 57% de carbohidratos.

La cantidad de grasas que contiene la polenta, son relativamente bajas, pues 100 gramos contienen 8,48 gramos de grasas, que corresponden a un porcentaje de 16 y 27 gramos de grasas en adultos y niños respectivamente, de las 50 y 30 que requiere cada uno al día.  Es importante mencionar que las grasas que contiene la polenta se dividen principalmente en grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y saturadas.

¿La polenta engorda, sí o no?

De acuerdo al análisis de todo lo anteriormente mencionado, acerca de los aportes nutricionales de la polenta, se puede llegar a la conclusión de que una porción de 100 gramos de polenta no puede llegar a hacerte engordar. No obstante es importante tener en cuenta, que dichos datos varían de acuerdo al tipo de preparación de este plato, pues evidentemente sus valores calóricos aumentan a medida que se aumenten la cantidad de ingredientes y la forma de cocción del plato.

Si bien es cierto una porción  de 100 gramos no puede hacerte subir de peso, pero abusar de esta cantidad al día y comerlo tan seguido en la semana, si podría llegar a engordarte un par de kilos. De manera que se recomienda consumirlo de forma moderada y en lo posible, con un tipo de cocción que no eleve su porcentaje en grasas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *